Cuentos

La peonza de DOS

DOS, DOS vamos le dijo la letra ENE a su compañero de escuela, los demás ya están entrando en clase y la profesora esta pasando lista, DOS corría sin parar mientras sus compañeros CUATRO CINCO y SEIS formaban una fila para entrar. La profesora Analista cerró la puerta antes de que DOS pudiera subir los escalones de la entrada. Su compañera ENE lo miraba a través de los cristales de su clase.

DOS, pensó que podría hacer tiempo hasta la próxima hora que le dejarían entrar, tenia una hora , y en este tiempo podría acercarse hasta el kiosco a comprar la peonza roja que siempre había soñado.

Desde hace tiempo la veía en el escaparate y nunca tenia tiempo para comprarla. DOS entró en el kiosco sabiendo que tan sólo le quedaba media hora para entrar en clase, se acercó al dependiente, y le dijo que quería comprar la peonza roja que había en el escaparate, su sorpresa fue, que cuando iba hacia el escaparate, vio que un hombre de su mismo abecedario la tenia en la mano, DOS se puso a temblar y un montón de pensamientos matemáticos pasaron por su cabeza en un segundo. Sus formulas y raíces se desvanecían por momentos y empezando a realizar cálculos sin sentido.

Al mismo tiempo y en su casa su hermana la letra Zeta, la ultima y más pequeña de la familia, esperaba que sus padres terminaran de realizar la SUMA que tanto les había costado alcanzar. Como miembros del Abecedario habían conseguido ahorrar y estaban preparando una fiesta sorpresa para su hermano DOS, habían conseguido contactar con un amigo de la familia del padre llamado MATEMATICO y le habían encargado comprar un regalo. Era el cumpleaños de DOS y todos querían darle una sorpresa.

Mientras tanto DOS, salía del kiosco sin su preciado tesoro, sin el sueño de su vida. Entró en la escuela cabizbajo, le esperaban su amiga la letra ENE y sus compañeros CUATRO CINCO Y SEIS en el descansillo de la escalera, El, disimuló su tristeza con sus compañeros e incluso gasto algunas bromas. Esa noche durmió mal.

Al día siguiente los familiares empezaron llegar, sus vecinos miraban a través de la verja de jardín como los coches aparcaban en la calle, DOS acababa de ver a su abuela ARITMETICA, estaba contento ya que le había dado algún dinero para sus gastos. En ese momento su madre le llamo, ven DOS te voy a presentar a un amigo de la familia de tu padre que te ha traído un regalo, DOS, se quedo perplejo era el hombre del Kiosco, le traía una caja cuadrada en la que se podía vislumbrar algo rojo, el pulso le temblaba, seria lo que estaba pensando, seria lo que mas quería,

Empezó a quitar el papel y allí estaba por fin, su más preciado tesoro SU PEONZA ROJA, saltando de alegría, abrazo a sus padres y a su nuevo amigo, su sueño se había conseguido.

2005-04-02

mariano carrillo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s